jueves, 21 de enero de 2010

De pasos y de amistades...



Caminar es sencillo , siempre y cuando uno este en buenas condiciones físicas.

Lentamente un pie delante del otro, y otra vez...y otra...y vuelta a empezar; como decía el poeta se hace camino al andar...y de esa manera vamos transitando por la vida.

Parándonos aquí y allá, saliendo de la vereda limpia y fácil para adentrarnos en lugares mas hostiles y de difícil acceso.

Retrocediendo algunas, o muchas veces, para intentar volver al camino perdido. Pero paso a paso...un pie primero y otro después.

Apoyandonos a veces para no caer o desfallecer, en algo o alguien...y paso a paso seguimos el camino. El camino de la vida.


Amistades, amigos, amigas, momentos...apoyos?, a veces pero no siempre.


Confianza? necesaria para no caer una y otra vez.


Pero seguimos, despacio paso a paso. Engaños , desengaños, fidelidades, mentiras...lágrimas , sonrisas, encuentros desencuentros...seguimos , paso a paso.


Leves sombras, marcas esbozadas en la nieve, pasos que duran lo que dura el frío. Solo quedan en el recuerdo, y muchas veces ni eso.


Paso a paso, aprendemos; cargamos la mochila de la experiencia; pensamos que está llena cuando , de pronto...mas cosecha. Paso a paso seguimos.


lunes, 4 de enero de 2010

Sable Island

Una elocuente fotografía de las condiciones en que se pueden encontrar los barcos: niebla intensa, fuerte corriente y vientos que arrastran a las embarcaciones hasta la Isla y sus bajios
Vista desde un satélite parece una perezosa culebra tomando el sol, nada hace presagiar su peligrosidad.
Una de las fotografías de Roberto Dutesco.




Entrado ya el nuevo año, pasadas las fiestas familiares en paz y tranquilidad pero con un tiempo endiablado: frío intenso, cañerías congeladas, nieve, subida de temperaturas y tiempo magnifico que dura un suspiro, agua, y , para terminar, un viento terrible que me ha vuelto a levantar las tejas del tejado que estaban recién puestas de Septiembre...pero en fin es lo que hay que pagar por tener una casa en el medio del bosque y de un Parque Natural.


Estos días los he dedicado a la lectura, mejor dicho a la relectura de algunas cosas que quería refrescar y entre los libros, apuntes y cosas dejadas para "mañana" me encuentro con unas fotos de un lugar fantástico que hace unos años acaparó mi atención. Y como por arte de magia al día siguiente en la TV hacen un reportaje de Roberto Dutesco cuando fue a fotografiar ese lugar que me fascinó hace algún tiempo y del cual me declaro ahora mismo y aquí una autentica enamorada y que algún día espero poder ver con mis propios ojos y hacer mis fotografías...

Estoy hablando de Sable Island, un perdido lugar a mas o menos 300 KM. de las costas de Nueva Escocia en el Canada. Como su nombre indica ( en francés que en inglés se dice de otra manera) es una isla de arena, tiene forma alargada producida por el encuentro de dos corrientes marinas : la que llega del Sur: cálida, y la que viene del Norte : fría y peligrosa. El lugar es conocido por los naufragios que se han producido en dicho lugar, se tienen contabilizados desde 1583 casi 400. Se la llama el cementerio de barcos. Si clicais en el titulo se os abrirá la pagina oficial del lugar y vereis fotos del museo y de los barcos que quedaron allí para siempre.

Seguro que os estaréis preguntando como puede enamorarme un lugar semejante y del cual, dada mi afición a la náutica, debería de huir cual alma en pena...pero es que la isla encierra algo que me apasiona quizá mas que ella: CABALLOS.

¿Como llegaron a lugar tan inhóspito? probablemente son supervivientes natos que , en remotos tiempos, lograron ponerse a salvo allí, y hoy en día son una raza que se ha aclimatado al lugar a la perfección, o , mas realista, fueron llevados allí por asentamientos de colonos. Son tranquilos, viven en buenas condiciones, nadie les molesta, no tienen depredadores, son confiados y posan como nadie. Recomiendo la entrada en esta pagina: http://www.dutesco.com/ las fotografías que hizo en Sable son fabulosas.

Pues a preparar lo que quiero que deje de ser un sueño y se convierta pronto en una realidad. Por cierto estos moradores de las arenas, los caballos, tienen algo en común con mi otra pasión: Egipto. Al estar comiendo hierba con restos de arena sus dientes sufren los desgastes que se también tenían los hombres del Egipto antiguo .
Loading...