martes, 29 de junio de 2010

Diferentes singularidades...


Es que me descojono, o debería de decir mejor otra cosa =^.^=, pero es la pura verdad. Dentro de tanto "transcendentalismo" idiomático e ideológico, sin ton ni son y que nada nuevo dice si no todo lo contrario, encontrar paginas y escritos como los de mi querida Circe... es como encontrar un oasis en pleno desierto del Sahara, por decir uno que pilla cerca que haberlos peores haylos.

Solo hay que entrar en su myspece, creo que lo tengo puesto en la cabecera...pero eso de irse a vivir al país de las flores chupa-chups....es simplemente genial...pero querida Circe : no encontraste el árbol de los sugus?...a ver si en la próxima visita te esmeras mas y lo buscas o no, mejor ...que lo busque Rag que él seguro lo encuentra.

Jajajajaja...aun estoy con la risa :

http://blogs.myspace.com/index.cfm?fuseaction=blog.view&friendId=306577376&blogId=534700958

Por cierto la foto en la piedra balancín es estupenda...

Y otro por cierto, al Dragón Alfa le dio el sol demasiado y cerró el Aliento...es una lastima ...pero se veía venir desde sus comienzos...pero conociendo como es un día se estos lo vuelve a abrir o hace mas o nos pone a tod@s a parir o nos sube a los altares...nunca se sabe.

El dibujo del dragón es obra de Martín la Spina, pinchando en el título del comentario sale su pagina y sus creaciones que me gustan mucho desde hace tiempo.

P.S.

El Dragón Alfa ha espabilado y ahora es .com...me alegra saber que el lugar sigue...

viernes, 25 de junio de 2010

Copito de Nieve


Como hoy es puente, pero hay que currar, la cosa está tranquila y me da tiempo a dar un vistazo virtual a ciertos lugares que hacia tiempo no frecuentaba. Y me encuentro en un blog una pregunta que capta mi atención. Solo pondré el primer parrafo pues los siguientes escapan a mi entendimiento.

¿Es el umbral de nuestros desórdenes la “pertenencia de singularidad” en cada uno de nosotros?

Pasmada me quedo pues es de tan difícil, mas que difícil es que no la entiendo, respuesta esa pregunta que me quedo en blanco ante la pantalla. ¿Puede la singularidad tener pertenencia?...creo que no, en el sentido que yo entiendo la pertenencia. Quizá la pregunta correcta debería de ser : ¿ Es el umbral de nuestros desórdenes ser singulares?.

No se puede pertenecer a algo de forma singular cuando ese algo es plural, y la pertenencia lo es. Ser singular, me refiero a los seres humanos (también vale para el resto del reino animal, vegetal y mineral) es tener una particularidad, una distinción, una separación de lo común; "algo" en definitiva que nos hace diferentes a cualquier otro. (Visto así casi todo sería singular...pero no, pues hay unas constantes o reglas y el no poseerlas es lo que nos hace singulares. Por ejemplo el famoso mono de arriba).

Y la pertenencia qué es?. Veamos que nos dicen: "El sentido de pertenencia significa arraigo a algo que se considera importante, como las personas, cosas, grupos, organizaciones o instituciones, que contribuye a alejar o atenuar la soledad, que hoy afecta a los grandes conglomerados humanos, promoviendo insensibilidad, egoísmo, desconfianza, y un sentimiento progresivo de inseguridad y… desamparo."

La singularidad es una característica personal e intransferible, quizá algún rasgo de nuestros genes puede irse perpetuando en el tiempo, es decir algo que nos pertenece pero no crea pertenencia per se.

La pertenencia es el sentimiento de arraigo hacia cosas que nos son afines tanto culturalmente como ideológicamente. Y eso es algo que se elige.

De todas maneras tengo que reflexionar un poco mas sobre eso de las "pertenencias" y las "singularidades".

He tenido el fin de semana para reflexionar, entre otras cosas como estar con l@s amig@s que han venido, cuidar de quien tengo que cuidar y demás menesteres propios de mi singular vida. Y pienso que la utilización, mejor dicho la mala utilización de las palabras, sean adjetivos o nombres, el juntarlas de forma mas o menos artística para que mal suenen o creen confusión, es un ejercicio de divismo cuando esa utilización se hace de forma a querer dar un barniz intelectualoide a nuestras intervenciones.
Las palabras, ese montón de letras que juntamos y desjuntamos, son como los números y las notas musicales. Tienen infinitas combinaciones...pero igual nos puede salir una obra maestra como una pifia descomunal; una canción melodiosa o un ruido espantoso; un cúmulo de garabatos que no los entiende ni el/la mismo que los creo.

Para resumir: yo soy singular, tengo singularidad. Pertenezco a la raza humana, tengo pertenencias terrenales (eso no es nada y a veces es todo) fuera de lo común. Pero no tengo pertenencia de singularidad. Ahí radica el meollo de la cuestión: en la manera de emplear las palabras.

Por supuesto siempre habrá gente que le guste mas lo disonante que lo sonante y viceversa... pero eso también forma parte de la singularidad de cada cual y de cada quien.

miércoles, 23 de junio de 2010

LA OTRA NOCHE MÁGICA..


Hay dos noches que para mi siempre han tenido un significado especial: la Noche de Reyes y la Noche de San Juan. Cada una con su distinta motivación, en el fondo, no dejan de ser un espejismo con el que saldar deudas,tener esperanzas o simplemente hacer una catarsis.

A pesar de las circunstancias o mejor dicho a causa de ellas , no será hoy una noche de celebración...pero no por eso dejaré de soñar y de limpiar el armario del alma.

Es noche de librarse de los viejos trastos, de quemar los viejos muebles y las cosas inservibles; al menos eso es lo que hacíamos en mi infancia, pero con el transcurrir de los años me he ido dando cuenta que es algo mas.

Y ese algo mas implica hacer limpieza de la mochila que llevamos a cuestas, tirar lo inservible, largar amarras...en una palabra armar una gran hoguera y quemar en ella todo lo malo, dañino, pernicioso con la que la hemos ido llenando durante el año.

Quizá parezca pueril...pero es altamente saludable...

Felices hogueras...!!!!

La que ilustra esta reflexión está sacada del blog Roca-Cuiper...y me ha parecido maravillosa.
Loading...