lunes, 18 de junio de 2007

El por qué


Hace años, bastantes, existía una revista llamada "La Codorniz". Eran los tiempos de la dictadura y había censura, y los escritores, periodistas y demás gentes que se dedicaban a la comunicación tenían que agudizar su ingenio para decir las cosas sin decirla, acusar con una sonrisa, informar de forma inteligente y para gente inteligencia de forma inteligente. Eso no siempre se lograba, por supuesto, pero era una forma de combatir aquellos años grises.

Había un apartado que se llamaba "La cárcel de papel". A ella eran enviados y encerrados, dependiendo del "delito" los personajes o hechos que se habían destacado durante la semana en alguna cosa mas bien negativa, ridícula, tonta, dañina o estúpida...entre algunas de las cosas por las que se puede enviar a alguien a semejante destierro.

Desde este blog intentare hacer algo parecido, lamentablemente no tengo la gracia, ni la palabra oportuna de aquellos que escribieron paginas brillantes en "La Codorniz"...pero se hará lo que se puede...aunque suene a derecho de pataleo, desde aquí me daré el sumo lujo de enviar a la Cárcel de papel a todos aquellos /as que se lo merezcan, desde mi punto de vista por supuesto, y creo que no voy a dar abasto...hay un filón interminable en cualquier sitio que uno mire: la internet, los periódicos, la televisión, las revistas, en la calle e incluso sin salir de casa.
Loading...