viernes, 29 de febrero de 2008

FLY, mi amigo silencioso.


Ayer mi perro, FLY, cumplió 15 años. Comparandose con la vida de un ser humano es un perro centenario.

Es un perro de raza Griffón de Korthals, perro de caza, ideal para cobrar piezas en el agua y si esta es fría y casi helada mejor que mejor. En el campo es incansable, su olfato excepcional le lleva a mostrarnos hasta una pluma perdida, obediente, siempre que haya sido debidamente educado si no se puede convertir en un autentico incordio, sigue las indicaciones con presteza. En casa es un compañero amable, vigilante y muy amante de controlar donde está cada miembro de ella, sobre eso tengo anécdotas absolutamente increíbles de las triquiñuelas que se vale para tenernos a todos bajo su ojo protector.

FLY llegó a nuestras vidas en una época un tanto difícil para mi, él me ayudó mucho a superar momentos muy dificiles. Su mirada brillante, inteligente y viva, el ladeo inquisitivo de su cabeza intentando comprender mis ordenes, su cola siempre en movimiento y siempre atento a mi voz...fue gratificante tenerle.

Ahora está casi ciego, medio sordo y sus cuartos traseros no le permiten levantarse si cae al suelo, cosa que ocurre con frecuencia. Pero todo y con eso reclama su pelota cuando es la hora del paseo y del juego y salimos por la ciudad; si estamos en el monte rastrea cualquier olor interesante y se asombra de mi poco interés en saber que hay detrás de ese olor. Pero él sigue incansable trayendo cualquier cosa que sabe me alegrará, sobre todo piñas caídas de los pinos que van muy bien para encender o avivar el fuego.

Compañero fiel, amigo silencioso que sabes cuando necesito un lametazo reconfortante...te voy a echar mucho de menos el día que ya no estés entre nosotros. De los otros tres perros que han llenado mi vida has sido de lejos el mejor, si echaré de menos esos ojos color miel que parecen mirar mas allá de uno mismo y parecen poseer una memoria ancestral a pesar de ser un perro de raza creada a medida. Te echaré de menos cuando este hasta altas horas de la noche pegada a este teclado y no estés junto a mi...con todas sus consecuencias (ataques fétidos... los que tengáis perro sabéis a que me estoy refiriendo), cuando me siente en el sofá y me pase horas de lectura añoraré tu cabeza en mi regazo...si te echare de menos mi fiel, querido y silencioso amigo.

Y despues de está reflexión hacia mi perro he recordado algo que escribí y que volvería a escribir y que quiza sea la respuesta que me hacía ayer sobre la amistad:

Querido Dragón: la verdad esta en todos y en nadie. Cada cual "ve" su verdad o lo que para si es ese atisbo de verdad. La Verdad absoluta y total no existe ni en el Egipto Antiguo ni en la Antártica ni en el mas remoto de los Planetas de nuestra Galaxia o del infinito Universo...y sin embargo existe, pero no sabemos donde está, ni sabemos encontrarla ni tenemos la mas remota idea de como es.

La normas de convivencia, sean éticas o morales, son eso: normas...y como en el caso de la Verdad, tienen diferentes matices...a pesar de que debería de ser Una ...

La vida no es fácil, y la vida virtual esta en la que nos movemos, tan rápida, tan inmediata y tan intensa, es también difícil. Pero la vida o lo que nos enriquece o empobrece de ella, esa vida es cosa única e intransferible y como tal difícil de transmitir. Sentimientos, filias, fobias, amores, desamores...son amalgamas, son caminos que nos atrapan, intentan confundirnos pero ...por encima de todo eso esta el intelecto y el corazón de cada cual, la "pasta" de la que cada un estamos hechos y eso, querido Dragón, eso va dejando su huella. Y cuando alguien siente la huella que otro alguien le deja, a pesar de las disparidades, sabrá si ese alguien es positivo o es negativo en su vida...y eso es lo que realmente importa.

Creo que no me estoy expresando con mucha claridad ultimamente será cosa del otoño y esa melancolía que dejo que me invada, pero lo que tengo claro, y cada día mas es que en está vida, tanto virtual como real, estamos solos...y que tenemos que aprender a compartir nuestra soledad.

Si leéis las cosas que hemos escrito en los dos últimos años en el e.com, veras de lo que te estoy hablando, lastima que con el borrado se han dejado unas historias totalmente asépticas y vacías de contenido (en algunos casos no en todos) pero el sentido de lo que te digo está allí. Cada persona deja retazos de si misma, por mucho que intente que no se así, en cada linea que escribe.

Pero lo que no se puede ni debe de permitir es que en arras de ve tu a saber que proceso mental, se utilice el arma arrojadiza de la amistad, de las confidencias o de las simples cosas cotidianas para desacreditar a quien sea...eso no se debe de permitir NUNCA.

Pero una soledad compartida con un fiel y silencioso amigo es menos soledad.
Loading...