viernes, 30 de mayo de 2008

El insulto


Tomaba yo mi desayuno tranquilamente, como se me ha estropeado la radio pongo la tele para escuchar noticias tempraneras, sobre todo para ver como andan los pantanos por casa o si se sale de madre tal o cual río , pues bien andaba yo en tan importantes menesteres cuando a la pantalla ha saltado una entrevista con Don Pancracio Celdrán dando cumplidas explicaciones sobre el libro que ha publicado: El libro del insulto; 10.000 insultos para no repetirse, fijo lo compro.
La entrevista ha sido super amena, habida cuenta del dominio del lenguaje que tiene el Sr. Celdrán, pura delicia. Lo bueno ha sido cuando el locutor le ha preguntado qué cual era el insulto que le parecía peor...y él a respondido: TREPA. Creo que en ese momento, tanto el locutor como las personas que estábamos viendo la entrevista hemos puesto ma misma cara de sorpresa y al unísono hemos repetido: ¿TREPA?.

La explicación que ha dado el Sr. Celdrán ha sido antológica. Con una maestría y gracia insuperables ha sintetizado en un simple vocablo, TREPA, todos los peores instintos del ser humano; desde el traidor hasta el mentiroso, desde el vil rastrero al cotilla...vamos ha dado un repaso a una cierta tipología de personajillo, desgraciadamente, muy habitual en nuestra sociedad.

Quien no se ha topado, tanto en su trabajo como en su ocio, con ese típico lameculos siempre apunto de marcarse el tanto a costa de los demás. Ese o esa impresentable que se nutre del trabajo ajeno de forma sibilina y lo presenta como propio con cara de querubín. Ese o esa que enjabona a diestro y siniestro hasta lograr lo que quería y luego si te he visto no me acuerdo.

Creo que todos nos hemos topado en algún momento de nuestras vidas con semejantes impresentables...pues ya sabéis son TREPAS. Que a la primera de cambió te dejan tirado en la cuneta después de haberte exprimido cual jugoso limón.

Así anda nuestra sociedad llena de trepas, mejor dicho así mal anda... A partir de ahora ese será el insulto que usaré, si alguien en el coche me avasalla: TREPA...! Si voy por la calle y el ciclista de turno me pega el susto del día: TREPA...! Si piso la cagarruta sin recoger y veo al dueño del can cagador haciéndose el longuis: TREPA...! y así un larguisimo etc...etc...encima como la palabra no tiene connotaciones "duras" nadie se puede ofender, a menos, claro, que haya visto el mismo programa que yo.

Uuuummm10.000 insultos...la cosa promete.

No hay comentarios:

Loading...