viernes, 9 de enero de 2009

Lagrimas de sangre


Que fácil es opinar y posicionarse desde nuestro cómodo bienestar, sobre lo que está ocurriendo en Palestina. No quería hablar sobre el tema, hay demasiadas opiniones ya vertidas por todo lo ancho y profundo de los bits esos virtuales como para que mi opinión cuente para nada...pero hoy he recibido un correo que me ha he hecho reflexionar y decidirme a colgar mi modesta opinión.

El correo en cuestión, uno de esos de envío masivo, era un cartel proclamando una manifestación "espontánea" en un céntricos lugar de mi ciudad y además pedía el boicot a los productos israelíes. La cosa vista así en frío no deja de ser un llamamiento mas contra la barbarie y no tiene mayor trascendencia. Pero me pregunto donde andaban los autores de ese llamamiento "espontáneo" cuando los palestinos se auto inmolan en el altar de su fanatismo y se llevan con ellos cuantas vidas inocentes encuentran a su alrededor, al menos tan inocentes como las vidas que están segando las bombas israelíes, donde andaban me pregunto. No recuerdo ni una sola manifestación en contra del terrorismo de Hamas.

No intento ni por un momento justificar lo que está haciendo el gobierno de Israel pero si decir, que entiendo porque lo hacen: simplemente están hartos . Como hartos estamos muchos ciudadanos de este país ante el terrorismo foráneo y ante la inoperancia de nuestros sucesivos gobiernos para terminar de forma radical y de una vez por todas con él. Y eso es lo que está haciendo el gobierno de Israel intentar terminar con una situación intolerable y que está abocando a ambos pueblos, que están condenados a entenderse en algún momento, a una constante pesadilla.

Hay que ser realistas y dejarse de mamoneces pasadas, lo que se hizo hace 60 años hecho está, para bien o para mal, y lo que hay que buscar son soluciones que permitan la convivencia de dos pueblos que tienen la misma raíz...lastima que las banderas que enarbolan ambos tengan esas connotaciones tan religiosas: los unos bajo la estrella de David los otros bajo la media luna mahometana.

Religión y poder económico son una mala combinación; riqueza y pobreza compartiendo espacio vital son una peligrosa mezcla y una potente bomba de relojería que tarde o temprano iba a explotar, y ha explotado...solo pido al Dios de unos y al Dios de los otros que de algo de cordura a sus dirigentes y sean capaces, algún día, de convivir ...simplemente eso : convivir sin matarse.

Tierra Santa se empapa, una vez mas, de la sangre de los Inocentes...

La fotografía es del cementerio de Staglieno...una muestra de como estaremos todos dentro de cien años...y esa es la unica verdad de esta vida...

No hay comentarios:

Loading...