viernes, 6 de junio de 2008

Lluvia


Por fin , llego la tan ansiada lluvia, agua celestial que se ha derramado generosamente sobre nuestra sedienta tierra...ahora todos contentos ; se ha derogado el tan traído trasvase, uuuy perdón quise decir aportación puntual de agua, ya tenemos los embalses llenos, una generosa capa de nieve que se ira deshelando con la subida de las temperaturas...y ...hasta la próxima. Cuando llegue ya veremos que hacemos; así se funciona por aquí. Pero no es de eso de lo que quería hablar.

Me gusta la lluvia, los campos y bosques desprenden un perfume especial, el olor de la Madre Tierra se desprende por todas partes, si, me gusta ese olor. Me gusta ver las hojas de los arboles brillantes por el liquido que las moja, me gusta sentir en mi rostro esa misma agua. Si, me gustan las nubes, y la lluvia que cae plácida, o fuerte o a torrentes. Me gusta, si. Me gusta pasear bajo la lluvia en solitario, por una playa, entre los arboles del bosque, o en las calles desiertas y mojadas...me gusta aspirar el aire húmedo. Y después del pase, confortablemente sentada ver tras los cristales de mi ventana como sigue lloviendo, y oigo esa lluvias repicar alegremente, me gusta coger un libro y leer al ritmo de las gotas al caer. Me gusta estirarme en la cama, con las ultimas luces del día y adormecerme en tus brazos escuchando el lejano rumor de las olas del mar... si me gusta.

La fotografía es mia, desde el Puente de Carlos, antes de las Torres de Malá Strana, vemos la construcción mas conocida de este barrio viejo praguense: el molino del Abad Mayor, que originalmente pertenecía a un convento joanicio. El lugar es conocido como: Certovka.
Loading...