domingo, 30 de marzo de 2008

¿Madre, Padre? no, ambos.


Pues la verdad no se que decir ante está noticia, bueno notición mejor. Cuando lo vi en las noticias de la TV pensé en que era alguna especie de inocentada. Estaba viendo las noticias en Antena 3, y por un error, supongo que fue eso y no un cachondeo sutil de alguien, se da la noticia del señor de Oregón que está embarazo y sale la foto de Zaplana...vamos yo me partí de risa . Pero no, no era una inocentada era la pura, dura e increíble realidad.

Leyendo hoy, en la prensa dominical, puedo enterarme de la noticia entera; puedo intentar comprender el por qué de tan increíble embarazo.
Thomas Beatie, que es el nombre del señor embarazado es en realidad una mujer, lo fue en su momento pero no ha dejado de serlo visto el resultado, pero no adelantemos acontecimientos que la cosa tiene su miga.

Thomas es un transexual; pasó de mujer a hombre a base de operaciones y de inyecciones de hormonas masculinas, pero...siempre hay un pero, siempre...no se operó de lo que hace que una mujer lo sea realmente, es decir de sus órganos reproductores. Esos ovarios y esa matriz, que por mucho que el exterior lo tuneemos a nuestro antojo, siguen estando en su sitio. Con la documentación en regla sobre su nuevo estado, nuestro Thomas casó con Nancy, una mujer en principio pues no consta que no lo sea. Pasan los años y ante la imposibilidad de Nancy de ser madre (¿?) deciden que sea él, es decir Thomas que es el marido, quien conciba un hijo. Aquí la cosa se complica: Nancy, operada de histeroctomía total no puede donar sus óvulos. Thomas que sigue siendo mujer a pesar de su aspecto, deja de inyectarse las hormonas que le dan el aspecto masculino, en cuatro meses vuelve a menstruar...bingo hay óvulos...!. Ahora solo falta el esperma, eso es fácil en EE.UU. hay bancos del mismo a tutti plen, y personal dispuesto a venderlo e inseminar a quien sea. El primer intento fracasa, pero el segundo es un éxito y ya tenemos a Thomas embarazado.

Explicado así en tono casi de tragicomedia no deja de resultar hasta entretenido, cómico e incluso un punto sarcástico. Pero para mi la cosa es grave, muy grave. No por el hecho de las inclinaciones sexuales de los seres humanos, si no por el hecho de no aceptarse como se es en realidad...ahí esta la gravedad: una mujer que se cree hombre, hace todo lo posible para "ser un hombre" pero en su interior sigue siendo una mujer...una mujer que a finales de primavera dará a luz una niña; de la que será madre pero ejercerá de padre, y con una madre, que es su esposa legalmente, que no ha intervenido para nada en el proceso. Seguramente será una niña amada y deseada...pero , ¿ no hubiera sido todo mas sencillo si las personas se aceptasen a si mismas tal como son?.

Desde aquí les deseo mucha suerte a los tres, mejos dicho a las tres ...creo que la van a necesitar. Lo único que me da repelus es su imagen publicada cual Demie Moore de los 90.
Loading...