martes, 28 de octubre de 2008

Hvala


Hace cuatro años, durante la temporada de caza, fue muerta, mejor fue asesinada, la osa Canela. Canela defendió y dio la vida al hacer frente a los perros de los cazadores que la acosaban a ella y a sus dos crías. Por cierto no se que pasó con ellas. Era la ultima osa autóctona que sobrevivía en el Pireneo, sus crías posiblemente eran de padre esloveno (oso esloveno, claro). Fue abatida por cazadores franceses que iban en busca de jabalíes a pesar de la recomendación de que no se celebrará esa batida y mucho menos con perros.

El fin de semana pasado le tocó el turno a Hvala. Vi por la televisión al cazador, de 74 años, dar su versión sobre los hechos (la versión de la osa no la sabremos jamas) . Al parecer el señor estaba a la espera de un jabalí y se dio de bruces con Hvala, se quedó quieto y cuando la osa pasaba por su lado a unos cinco metros no se le ocurrió nada mejor que empezar a gritar, según él para acelerar el paso de la osa. Está se revolvió, le dio un zarpazo en el brazo derecho que necesito 7 puntos de sutura, y mordió la pierna del cazador que también necesito unos puntos. Y yo digo: juuuaaasss...!!! muchachote, no te lo crees ni tú. Encima dice que durante el ataque se le disparó de forma fortuita la escopeta y la osa se asusto y se marchó. Y ahora digo: rejuuuaaass...!!!. Si la osa le hubiera atacado de forma deliberada, al primer zarpazo le arranca el brazo, y de un bocado la pierna; aquí hay algo que no cuadra.

Y lo que no cuadrada es la introducción del oso en las montañas pirenaicas. Empezaron con la recuperación del oso los franceses, pero como los animales no entienden de fronteras, se tomó la decisión de hacer lo mismo por la parte española. pero no se han tenido en cuanta una serie de factores que hacen que la convivencia de los humanos con los osos sea conflictiva. La presión humana en el Pirineo catalán es brutal, no se han creado espacios protegidos para la fauna, y son mas bien venidos los esquiadores y demás fauna multicolor que los animales que tienen mas derechos que nosotros a estar en esas maravillosas montañas.

Pero sigamos con Hvala. En cuanto se supo del "ataque" los ánimos se caldearon en la Vall d'Aran, los cazadores enfurecidos contra tamaña tropelía decidieron dar una batida y acabar por siempre con el problema : matar a Hvala y sus crías. Si he dicho bien: crías. Es mas que probable que Hvala tenga un par de crías como sucedió con Canella, es mas que probable que fueron los perros quienes la acosaran, es mas que probable que ha estas hora este muerta por algún rincón escondido...pues a pesar de que los ánimos fueron apaciguados, y no hubo persecución , la osa anda desaparecida a pesar de que lleva un collar con un transmisor.

Solo espero que este bien, que se vaya a tierras galas y se olvide de la soleada España, igual por allí tiene alguna oportunidad de supervivencia que por aquí se le negará. Pero andate con ojo que también tienen escopetas.

Corre Hvala...corre...que viene el hombre.

Una aclaración, no soy anticaza ni mucho menos, pienso que es una forma de mantener a la población de guarros en unos limites aceptables; hay cotos donde se puede ir a cazar y tirar sobre especies que han sido criadas para ese fin...Pero no creo que por encima de los 1800m. en un bosque de alta montaña pirenaica sea el hábitat ideal de los jabalíes... ¿Qué querían cazar?.

Si en otros países como: Francia, Italia, Eslovenia, Chequia, Austria, incluso Cantabria dentro de España, son capaces de convivir y proteger la biodiversidad de nuestros bosques...¿Por qué en Catalunya eso no es posible?...la respuesta es sencilla : el salvaje crecimiento de estaciones de esquí, de turismo de masas en lugar de el de calidad, el turismo amante de recorrer los senderos mas inaccesibles a golpe de acelerador, resumiendo: el money money es muy poderoso. Y en ese tipo de proyectos no hay cabida para los osos en libertad.

No hay comentarios:

Loading...